LA FIESTA DEL ENSAMBLE en Madrid

 Solo preparamos el libro que repartir (entre los que estabais publicados dentro del mismo), los instrumentos que afinar, y los manjares que ñam-ñam …todo lo demás se sobrevino como fuese ….
Sin discursos que regodear, fueron mas bien músicas que escuchar, y palabras para brindar.

La parte músical corrió a cargo de Dicromina, Elena Guerrero, Alfredo Entrala, y Felipe González …


Los magníficos cuadros de Daniela Arrieta y la entusiasmada voz de Dicromina (apoyada por el increbantable acorde de bajo-batería-cello a cargo de Felipe, Alfredo, y Elena) sirvieron de fabulosa compañía a las ARQUITECTURAS del ENSAMBLE que aquella tarde se vistieron de gala para ser acogidas por todos vosotros.


No hubo fotos para la posteridad, y solo gracias a la cámara escondida que Ramón trajo, hemos conseguido rescatar algunos compases de todo aquello.


Mas que la fiesta del ensamble, aquello parecía el homenaje a los grabados de Escher y sus escaleras.

Infinitas…..Entre pisos y mesetas, el condumio se situó en medio de las 2 grandes salas dispuestas por Elena y Jesús para nuestro solaz esparcimiento, y cuando el vortice proteico estuvo en su cenit de esparcimiento quedo claro que “el espacio articulador de la casa” se encontraba en, y sobre, aquellas geometrías de acero que nos sustentaban por los aires entre focos y sonidos. Abarrotado hasta los topes, aquel “lugar de Eiffel” sirvió para recibir y despedir sonrisas amigas, escuchar y  declamar en el centro del trance, o admirar el suave movimiento de púas y baquetas…..

A poco que discurráis por estas fotos encontrareis rostros amigos y conocidos, imposible salir todos en medio de la marabunta, pero allí estuvimos que es lo que importa. Algunos quedaron extraviados entre atascos de tráfico, horarios apretados, y lluvia a raudales. Pero la muestra de afecto y compañía fue mas que sobrada.





Llegasteis de todos los rincones, y allí pude disfrutar desde los amigos incondicionales de toda la vida, hasta los incondicionales mas recientes, desde las promesas recién llegadas a “la travesía de la arquitectura”, hasta los pesos pesados de mayor autoridad académica.

Y Quiero volver a recordar aquí las mismas palabras de cariño y gratitud que entonces os dediqué, por esas horas que nos hicieron ser “todos para todos” (en palabras del propio  Ramón de la Mata) al menos durante aquellas horas de delirio y celebración, y que se vienen reafirmando desde hace ya muchos años a pesar de  lluvias y tempestades …

Sería larga la lista de nombres importantes de los que allí estuvisteis, y de los que no pudisteis, todos “sumos hacedores” que hicisteis posible el libro del ensamble y su celebración:  anfitriones desbordantes, músicos espontáneos,  compañeros de fatigas, cercanos y admirados discípulos,  y grandes profesores, todos juntos, y todos a la vez, compañeros de este excepcional viaje en el que andamos embarcados.

Juntos para volver a brindar como entonces por la arquitectura del ensamble, y continuar con nuestra tarea, que a las pocas horas nos volvió a llevar micrófono en mano de aula en aula, y coloquio en coloquio, por los vericuetos de la juventud y el futuro …..


con Ramón de la Mata en el coloquio sobre las ARQUITECTURAS DEL ENSAMBLE oraganizado por él en su curso de la ETSAM.



publicado por reyesJM    dic 2012
fuente: http://tekhomes.blogspot.com.es/

Leave a Reply